portada blog

En la piel de otro II – Soy Melenas

Bienvenidos y bienvenidas de nuevo. Hace mucho que no escribo en el blog y quería hacerlo nuevamente con otro post sobre la invisibilidad.

En la piel de otro, primera parte hablé sobre la violencia de género, que es un tema que por desgracia está a la orden del día y aun así no se le da toda la voz que merece.

En esta ocasión, quiero arrojar luz sobre los prejuicios. Los hombres también son sometidos a juicios de valor.

Hoy, Jose Luis Hernández ha sido tan amable de contestar a estas preguntas y contar varios tragos amargos que ha vivido, con gente de su entorno, hasta su propia familia.

Sin más presentaciones, te dejo que leas qué me contaba José Luis.

Ya sabemos tu nombre, pero a qué te dedicas, cuéntame un poco más de tí

Tengo 46 años, siempre me apasionó el mundo del deporte y decidí hacerlo mi trabajo, por eso me licencié en Ciencias de la Actividad Física y Deportiva, y soy profesor de Educación Física y Entrenador Personal.
Vivo en una zona preciosa de Guadalajara llamada Campiña Baja, en plena naturaleza, podría decirse.

Para llegar al punto laboral donde te encuentras, ¿ cuál ha sido tu recorrido o trayectoria?

Uuuuuffff: los pasos necesarios, supongo. Eso sí, esto no ha llegado a su fin, siempre hay que tener nuevos objetivos.

Crecí muy rápido desde el punto de vista laboral, nada más salir de la carrera, gracias sin duda a mi formación a parte de la propia Licenciatura. Hice el doctorado casi enseguida, hice diferentes cursos en lo referente al entrenamiento deportivo, distintas modalidades, niveles deportivos, e incluso llegué a realizar un máster en alto rendimiento.

A la vez he sido jugador de baloncesto, voleibol y bádminton, consiguiendo algunos títulos a nivel nacional.

Al poco tiempo de terminar la carrera me llamaron de un colegio para ocupar el puesto de profesor de EF, poco después me nombraron segundo entrenador y preparador físico del equipo pre-Olímpico de bádminton en el CAR de Madrid, Jefe de Estudios del Área de Formación de la Federación Española de Bádminton, y puse mi propia empresa de Actividades Físicas Corporativas, es decir, empresas y grupos de empresas me contrataban para que cuidara de la salud de sus trabajadores a través de la actividad física y deportiva.

Poco a poco, tuve que priorizar por causas familiares, y fui abandonando algunas de éstas actividades. La crisis y la falta de mentalidad de las empresas españolas en el tema de deporte corporativo me obligaron a cerrar, y actualmente soy profesor y entrenador personal y preparador físico.

Me arrepiento de haber abandonado mi carrera por un puesto en la universidad en su momento, pero ese tiempo ha pasado y de nada vale aferrarse.

Realmente he dado los pasos que planifiqué, condicionados por cosas que me han ido pasando, y en definitiva aquí estoy.

¿ Crees que tu cabello largo te ha condicionado a nivel laboral?

No sólo el pelo largo, los tatuajes, y por vestir con chándal por el trabajo. Siempre hay palabras tanto si voy afeitado como con barba. Los clichés y prejuicios están bien arraigados en esta sociedad.

Una vez fui decidido a un concesionario, donde había una chica en recepción hablando por el móvil, y casualmente no era de trabajo.

Realmente estaba interesado en el coche, pero me tuvo esperando una hora de reloj hasta que se levantó sin colgar, mientras yo hacía que curioseaba.

¿Quería algo? – Me preguntó. A lo cual respondo: “Sí, estoy interesado en éste coche”.

“Ahora mismo le atiendo”. Eso me dijo y tras 30 minutos de reloj, aún seguía, y me fui. Iba con barba, el pelo suelto, y de chándal, porque venía directo del colegio de trabajar.

Al día siguiente volví, pero me recogí y engominé el pelo, e iba con traje.
En cuanto entré por la puerta, saltó de la silla como un resorte colgando el móvil. Le hice una pequeña pantomima de que quería comprar una flota de coches para mi empresa, y la tuve 5 minutos dorándome la píldora.

Tuve la suerte de que el que parecía ser su encargado, pasó por allí, y entonces le solté todo el pastel, y les dejé en la cara que el día anterior por el trato, habían perdido un negocio de 20 coches.

Otra vivencia en una reunión laboral para explicar mi actividad de actividades físicas corporativas para empresas, me enfundé el chándal, ( que me regalaron cuando gané ya que sería la vestimenta con la que me verían desarrollar posteriormente la actividad, en lugar de ir con el traje, como solía asistir a estas reuniones.impactante: llevé el chándal que me regalaron cuando gané mi primer Cto. de España, cosa que venía bien clara en el rótulo de la chaqueta, y siempre he vestido con orgullo).


Todo fue cordial, y aunque uno de ellos (parecía el más joven) esgrimía una sonrisa torva, y permanecía semi recostado en el sillón con las manos abrazadas detrás de su engominada cabeza, en una expresión que molestaba bastante, la verdad.

Pude exponer mi actividad con normalidad, mientras masticaba su chicle a boca abierta y se retorcía en su sillón.

Cuando llegó el turno de preguntas, levantó enérgicamente la mano, sonriendo más.
“Dígame”, dije un tanto inocente. Se volcó hacia adelante y me soltó: “¿no crees que vas a vender bien poco viniendo así aquí?”.
Contesté en un tono algo irónico: “Ese trajecito que usted lleva como si fuera un disfraz al que no hace honor, se lo compró seguramente en Zara o en Massimo Dutti por un precio módico; pero ésto que yo llevo, señor, se GANA. No se puede comprar”.

Arranqué una carcajada general, aunque no saliera adelante el pacto.

Tengo un sin fin más con clichés machistas, homófobos, diferenciadores de calidad entre deportes (tal o cual deporte es una mariconada, o para niñas, como si fuera algo a diferenciar entre sexos), misóginos, hembristas, etc.
Son situaciones que me exasperan, y salto como un resorte.

A nivel personal, con qué prejuicios te has topado por el tema del cabello

Comparativas de si pareces una chica o buscar similitudes ofensivas.
Pasó tiempo hasta que comprendí que la gente expresaba sobre mí lo malo que sentían de ellos mismos.
Mostraban su falta de educación (y de prudencia) soltándomelo a la cara con la fresca. Incluyendo mi propia familia.

A nivel profesional, también me han echado en cara como que por tener ciertas facciones lo habré tenido muy fácil.
Achacando que siendo guapo o feo (que son percepciones personales) va a ser todo más o menos sencillo.

Muy poca gente sabe qué batallas he tenido que librar, y qué derrotas he tenido que superar, y cuántas veces me he tenido que levantar. Y aquí sigo pensando y siendo yo mismo, o no tendré ni mereceré nunca nada. Yo sigo intentando verme en el espejo un poquito mejor que el día anterior, y dormir tranquilo con ello.

¿ Qué consejos darías a aquellas personas que son juzgados por no ser lo que marca la sociedad?

Los clichés sólo muestran el miedo a lo que parece diferente en una tabla que ellos mismos confeccionan, de la incapacidad de la gente gente para argumentar algo en contra de lo que parece distinto y lo interpretan como incorrecto.

Se agarran a una soflama para identificarse rápidamente como algo superior (por correcto) que les identifica a ellos como lo bueno, sin ser necesariamente así.

Si no haces daño a nadie, todo lo que te puedan decir es marujeo y miedo, así que sé tú mismo. De todas formas, te van a criticar igual, y es gratificante observar las caras de ésta gente cuando ven que te resbala su opinión y sigues adelante feliz.

Cuando alguien te imita ya has triunfado, si te critican es que no son capaces de imitarte.

Si quieren contactar contigo para temas de trabajo, cómo pueden hacerlo.

Me pueden localizar en Facebook e Instagram, así como también en mi blog y la web.

Solo me queda agradecer el tiempo que te has tomado para responder a las preguntas y querer compartir con la gente tus vivencias.
Las fotografías en las que aparece Jose Luis, fueron tomadas por Javier de la Cruz, con mi participación como maquilladora ( SiaBeautyCare) para Elyre Ross, que forma parte como modelo y producción, en la productora Elynikart, para un trabajado titulado Soy Melenas.

Para tí que estás leyendo el post, gracias también. Puedes contactar conmigo a través del formulario y no te olvides de echar un vistazo a los servicios y cursos que realizo.

Te animo a seguir mis redes sociales, en ellas puedes estar al día de curiosidades, trucos, convocatorias de cursos y promociones. Sígueme en Instagram y Facebook.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies